El Gobierno ampliará la ayuda a los autónomos más allá de junio

General

El Gobierno ampliará la ayuda extraordinaria por cese de actividad para los trabajadores autónomos más allá del 30 de junio, tal y como va a ocurrir con los ERTE de fuerza mayor para los asalariados. Así lo confirmó el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, durante una rueda de prensa telemática ofrecida en el Consejo General de Economistas y donde aseguró que aún no se pueden confirmar las condiciones en las que se prorrogará esta ayuda ya que aún está siendo acordado con los agentes sociales, las asociaciones representantes del trabajo autónomo, y que además debe pasar el filtro de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos.

«No puedo anticipar nada porque lo estamos viendo con los agentes sociales. Tenemos que pasarlo por la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, pero estamos trabajando en un esquema de prolongación mas allá de junio con una parametrización similar a la actual, tanto en los ERTE como en los autónomos. Tenemos que afinar algunos elementos», aseguró el ministro.

La única pista que ha dado el ministro acerca de la extensión de la ayuda es que será una concesión selectiva en función de diferentes parámetros y con mayor incidencia en los sectores más afectados por la pandemia con menor margen de recuperación durante los primeros meses tras el estado de alarma. De este modo, las ayudas para estos colectivos, muchos de ellos asociados a actividades turísticas, hostería y transportes podrán disponer de la prestación al menos hasta el 30 de septiembre, fecha hasta la que se prevé la prórroga.

Esta es una de las demandas que viene haciendo el colectivo de los autónomos al Gobierno para el colectivo ante la previsión de que la recuperación de ingresos no llegará pronto para la gran mayoría de los autónomos ante una menor actividad y demanda, principalmente afectada en estos meses por la previsión de una escasa llegada de visitantes del extranjero, y ya que en algunos sectores aún no han podido levantar las persianas y reanudar sus negocios.

En este sentido, Escrivá aseguró que serán prestaciones «más selectivas» pero que la idea es un acompañamiento de ambos planes, tanto para la ayuda extraordinaria de autónomos de 660 euros, que también incluye la exención de cuotas, como para los ERTE por fuerza mayor. Sobre este aspecto trató precisamente la reunión que tuvo la Mesa de Diálogo Social este pasado miércoles y en la que se dirimieron las condiciones y la extensión de estos expedientes de regulación de empleo en función de la liquidez de la que disponga el Ejecutivo para soportar el coste que ello implica para las arcas de la Seguridad Social y que según la AIReF supondrá un esfuerzo acumulado a final de año de 30.000 millones de euros.

Cabe recordar que más de 1,4 millones de autónomos cobran la prestación extraordinaria para hacer frente a la crisis provocada por la COVID-19, con un importe mensual de unos 1.200 millones de euros, que sumados a los desembolsados los pasados 17 y 30 de abril, suponen alrededor de 2.500 millones de euros en prestaciones.

Fuente: (El Mundo, 12-06-2020)

Comparte esta publicación en redes sociales

Publicación anterior
El Supremo corrige la valoración del ajuar doméstico en el impuesto de sucesiones
Publicación siguiente
El TEAC corrige a Hacienda y permite la exoneración fiscal de las costas judiciales
Menú